Tuesday, July 25, 2017

Gran artículo: El auto-racismo musulmán o el "síndrome de las bajas expectativas" - Ben-Dror Yemeni - Ynet



Hay un problema con los musulmanes. Son seres humanos. Son nuestros iguales. Pero a veces insisten en ser tratados como niños pequeños. La última vez, fue la disputa por las llamadas a la oración del almuecín. No es que el "proyecto de los almuecín" fuera especialmente inteligente, pero es un hecho que también existen restricciones similares en los países musulmanes, y en Arabia Saudita hay incluso una fatwa contra el ruido excesivo. Sin embargo, usaron el motivo de "una ofensa a nuestro honor" cuando se trataba de limitar los decibelios únicamente en la llamada nocturna.

Cuando la persona considerada como su líder religioso más importante, Yusuf al-Qaradawi, llamó a los musulmanes a terminar el trabajo de Hitler, no hubo protestas en Occidente. Y cuando caricaturas antisemitas se publican regularmente en periódicos del mundo musulmán, no hay reacciones enojadas de los judíos. Los musulmanes no han sido atacados con piedras, cuchillos o automóviles. No hemos oído hablar de "una ofensa a nuestro honor". Pero cuando las caricaturas de Muhammad fueron publicadas en Dinamarca, provocaron una serie de sangrientas protestas en todo el mundo. Decenas fueron asesinados. Los edificios del consulado fueron incendiados. Después de todo, había "una ofensa a su honor".

Ahora se trata de los detectores de metales . Es cierto que es una medida de prevención del terrorismo. Es cierto que los propios musulmanes son las principales víctimas del terror. Es cierto que la idea de colocar los detectores de metales se decidió después de que tres yihadistas ingresaran en el Monte del Templo con armas. Es verdad que podría suceder otra vez. Pero eso no importa. El motivo de la "ofensa a nuestro honor" ha reaparecido.

En la ciudad de La Meca, en Arabia Saudita, hay preocupaciones similares. Allí hay 5.000 cámaras de televisión de circuito cerrado. Cada movimiento se registra. Se controla a todo sospechoso. Además, la empresa a cargo de la seguridad, G4S, es una empresa británica. Una de las medidas de seguridad es un brazalete electrónico conectado a cada uno de los millones de peregrinos durante toda su estancia en el reino, permitiendo a las autoridades monitorizar a todos y cada uno de ellos. Los británicos controlan la información. Eso no ha detenido la peregrinación. Es posible que en lugar de detectores de metales, Israel pueda dejar claro que cualquier medida que sea aceptable en el lugar más sagrado de los musulmanes se puede utilizar también en su tercer lugar más sagrado.

Lo triste es que las amenazas están funcionando. Los detectores de metales probablemente serán removidos. Debido a que la reacción enojada - junto con la cooperación entre Fatah y el mufti de Jerusalén, Muhammad Hussein, y la incitación de Hamas - es completamente irracional. ¿Esto es debido a la ocupación? No nos hagan reír. Ellos no son precisamente unos activistas por la paz.

En una ceremonia transmitida por la televisión palestina, el anfitrión, un miembro de Fatah, dijo: "Nuestra guerra contra los descendientes de los monos y los cerdos (los judíos) es una guerra de religión y de fe". Hussein, que habló después de él, pronunció los célebres versos calumniosos, que "la resurrección de los muertos no llegará hasta que peleéis contra los judíos", con un llamamiento a matar a los judíos. Eso fue en 2012. No había detectores de metales entonces. Pero el coro es el mismo coro.

No se trata de todos los musulmanes, lejos de ello. Pero, ¿dónde están los musulmanes moderados? ¿Los sanos? ¿Por qué están callados? ¿Por qué están permitiendo este doble estándar, por qué se tratan a si mismos de acuerdo con el "síndrome de unas bajas expectativas", la cual establece muy débiles expectativas de racionalidad en el comportamiento de ciertas poblaciones. Después de todo, esto es racismo para todos los efectos.

Sólo pocas personas hablan. Las que han tenido bastante con ese racismo. Los que se piensan iguales al resto de los hombres. Ellos son los que tienen el valor de salir en contra de esa autodecepción. Pero son pocos. Ocasionalmente, hablan firmemente incluso en los medios panárabes. Algunos de ellos están obligados a vivir en constante temor o con guardaespaldas.

Cuando estas pocas personas se conviertan en un movimiento significativo, será una noticia maravillosa para el mundo en general y para los musulmanes en particular. Y no, no tiene nada que ver con la ocupación. Tiene que ver con el racismo, con los musulmanes regocijándose de abrazar esa inferioridad. Y mientras este auto-racismo continúe, también se mantendrá esa inferioridad.

Después del ataque al Monte del Templo, los miembros de la Knesset de la Lista Árabe Conjunta y los representantes del Alto Comité Árabe expresaron unas escasas reservas. Están en contra de la violencia. Qué bonito viniendo de ellos. Pero luego vino el "pero", colocando toda la responsabilidad sobre Israel. Estamos en contra, dijeron, pero es por la ocupación. La parte dedicada a expresar sus reservas ante la violencia representaba una mínima parte de la declaración, mientras que la mayor parte del texto estaba dedicado a una justificación de la "legítima resistencia a la ocupación". Bla, bla, bla, bla... En otras palabras, no era una oportunidad para condenar la violencia. Era otra oportunidad de decir algo en contra de Israel y echarle las culpas.

Las reacciones de los dirigentes del público árabe me recuerdan las reacciones de los intelectuales de las "fuerzas de progreso" - no todas, pero muchas de ellas- tras el ataque a las oficinas del diario satírico francés Charlie Hebdo . Hablaron contra la violencia. Y luego vino el "pero", que era una acusación contra Occidente, contra los bombardeos en Irak, en Siria, en Afganistán. En resumen, todo era culpa del Occidente. Según esto, los terroristas no tenían otra opción que responder. Las reacciones de Noam Chomsky, el ídolo de las fuerzas del progreso del mundo libre, y Tariq Ramadan, un destacado orador de los musulmanes europeos y de la Hermandad Musulmana, pertenecían al mismo registro.

Salman Rushdie llamó a toda esa gente la "Brigada del pero". Ofrecen una condena débil, para cumplir con su obligación, y luego presentan inmediatamente el "pero" seguido de una serie de justificaciones.

Parece que no hay diferencia entre las reacciones al ataque terrorista en París y las reacciones al ataque terrorista en el Monte del Templo. Es una enfermedad compartida por muchas personas.

Labels: ,

El derecho humano a matar a judíos e israelíes con impunidad - Elder of Ziyon



El Fatah del "moderado" Mahmous Abbas publicó este cartel en su página de Facebook demostrando que no aceptaría ninguna medida de seguridad en el Monte del Templo, por inocua que fuera.

En resumen, los israelíes no tienen derecho a protegerse, según Mahmoud Abbas. Él finge estar en contra de la violencia, pero cree firmemente que los árabes tienen derecho a llevar armas a sus lugares sagrados. ¿Por qué? Obviamente para matar a judíos u otros israelíes en lo que ellos dicen una "acción defensiva".

Hoy Israel instaló cámaras de seguridad en la Puerta del León que supuestamente podrían identificar potenciales armas, aunque no está claro cómo pueden encontrar armas en una mochila sin un detector de metales. Los detectores de metales permanecen por ahora.

Una vez más, los árabes musulmanes se negaron hoy a visitar su "tercer lugar más sagrado", fingiendo que Israel les está prohibiendo el acceso y pidiendo una reunión de emergencia de la Liga Árabe para esta semana.

Mientras tanto, Al Jazeera publicó un artículo de opinión del abogado de Hamas Stanley Cohen - sí, lo han adivinado, un judío estadounidense -, argumentando que los árabes sí tienen el derecho humano de asesinar a judíos, siempre y cuando lo llamen "resistencia". Esta idea es absurda: la totalidad de la Convención de Ginebra no se ve superada por las vagas resoluciones de la Asamblea General. Pero si uno se llama a sí mismo un "activista de los derechos humanos" y un "progresista" mientras disculpa el apuñalamiento de los judíos, entonces Al Jazeera considera que sus declaraciones merecen ser publicadas.

Al final, los palestinos apelan al mundo de la izquierda invocando el derecho humano más grande de todos: el derecho a no ser ofendido. En cualquier mes al azar declararán que algo nuevo les ofende y amenazarán con la violencia a menos que sus enemigos retrocedan ante su imperdonable crimen de ofenderles.

Y nadie de ese mundo se atreve a contradecirles.

Labels:

Monday, July 24, 2017

Aplicando el dogma palestino del honor/vergüenza al fiasco del detector de metales - Elder of Ziyon


Vuestra seguridad es una afrenta a mi religión

Una vez más, los palestinos optan por comportarse irracionalmente.

Una vez más, nadie sabe qué hacer con ellos.

Y una vez más, y una vez más si aplicamos la construcción honor/vergüenza todo tiene perfecto sentido.

Abbas no quería ver el ataque terrorista contra los policías israelíes. Pero estaba obligado por las reglas sociales de su sociedad, y una vez que los acontecimientos se pusieron en movimiento no tuvo otra opción que actuar como un típico líder árabe, demasiado cobarde para enfrentarse a la cultura de la vergüenza insana.

El que Israel cerrara el Monte del Templo durante dos días fue una fuente de enorme vergüenza. Esto demostró que los judíos controlan en última instancia dicha área, y el mito que el Waqf la controla demostró ser una mentira. La idea de que los judíos controlan el pretendido tercer lugar más sagrado del Islam es una fuente de profunda vergüenza que ha sido enterrada durante años por la fantasía del control del Waqf.

Y una vez que la vergüenza ha sido destapada no se puede borrar.

El hecho de que Israel reabriera el área en menos de 48 horas es irrelevante; Los detectores de metales - o las cámaras, o los guardias extra, o cualquier cosa - sólo agregan más vergüenza al recordar a los árabes quién controla el Monte del Templo en el sentido de que en última instancia es quien proporciona seguridad. Todo lo demás es irrelevante.

Una vez que hemos entrado en el universo de la honra/vergüenza, los hechos reales o la lógica carecen de sentido, todo lo que importa son los símbolos. Y los símbolos no se hacen más grandes por pretender "defender Al Aqsa" (Que es lo que un nuevo terrorista palestino, y nuevamente un ilegal, gritó esta mañana en Petah Tikva tras apuñalar a un israelí que resultó ser un... árabe).

Abbas no puede actuar de una manera que disminuya ese honor, así que él necesita doblegarse a su sociedad y exigir honor, rechazando la vergüenza. Y debe usar todas las armas de su arsenal para "ganar". Porque el otro aspecto de las sociedades presas del honor/vergüenza es el juego de suma cero, y si Israel obtiene algo de este episodio que no tenía antes, como una seguridad normal que cualquier sociedad exigiría, Abbas y su sociedad piensan que ellos han perdido. Ganar el juego de suma cero se vuelve más importante que las vidas humanas. Abbas por lo tanto sube la apuesta y dice que va a poner fin a la cooperación de seguridad - la mayor arma en su arsenal, aunque sea la que le asegura su estancia en el poder -. Él siente que tiene que utilizar sus armas más pesadas porque si pierde, él estaría acabado, ya que el sentimiento de vergüenza terminará con su liderazgo.

Así que una expectativa israelí muy razonable de una seguridad básica se convierte en un partido de vida o muerte para el liderazgo palestino. No pueden retroceder. Si Israel ofreciera comprometerse utilizando solamente dibujos de cámaras en todas las entradas al Monte, la negativa sería exactamente la misma. Los hechos reales no son de interés.

Mientras tanto, la dinámica de honor/vergüenza produce más ataques terroristas. El líder de Hamas habló explícitamente con el padre del asesino palestino del abuelo judíos y sus hijos en Halamish en términos de honor, diciendo que "tu hijo trajo orgullo a la nación". Abbas no puede estar menos interesado en el orgullo nacional que Hamas, ya que eso sería muy costoso políticamente para él, aunque tampoco puede elogiar explícitamente el ataque ni arriesgarse a alienarse a sus amigos occidentales. Así que prefiere permanecer quieto. Pero por supuesto él pagará el sueldo del asesino a su familia por el resto de su vida.

Como ocurre a menudo, el Occidente lógico se enfrenta con el Oriente Medio irracional. Por lo general, Occidente suele parpadear antes de tratar con estas personas aparentemente irracionales que inician jubilosamente una guerra por unos detectores de metales. Porque la gente irracional suele ser asustadiza, impredecible y mercurial, mientras que la gente normal sólo quiere vivir sus vidas sin ese drama.

La parte interesante de esta saga es cómo reacciona el mundo occidental. El requisito de seguridad de Israel ante una amenaza tangible y ya experimentada refleja lo que haría cualquier nación. La reacción de la AP resulta desagradable ante cualquier criterio normal. Si Occidente no fuera tan irreflexivamente "pro-palestino" no le encantarían esas locas demandas, pero los palestinos han convertido en una forma de arte este tipo de irracionales demandas que terminan sonando "razonables" durante años de constante repetición.

Esta vez incluso podría ser demasiado irracional para, por ejemplo, la Europa occidental, víctima de los ataques islamistas y que ha instaurado grandes medidas de seguridad. Los palestinos han estado perdiendo su apoyo entre bastidores, especialmente en los países árabes, pero también hay grietas en Occidente. Sus victorias en las Naciones Unidas son cada vez más estrechas, y los partidos europeos están retrocediendo cada más ante el sesgo anti-Israel de la UNHRC. Creen en la solución de dos estados, pero no se sienten tan seguros de que las líneas de 1967 sean sagradas. La intransigencia palestina se está viendo cada vez más como un obstáculo para la paz.

Este episodio puede herir a los palestinos a largo plazo mucho más que la victoria simbólica que piensan obtener. Y esto puede acelerarse si Occidente utiliza la dinámica de honor/vergüenza para solicitar de una vez a los palestinos que actúen como adultos responsables.

Labels:

La rueda de la rabia en el calendario de la rabia - Israellycool



Todos los días tienen premio, solamente hace falta que hagan rodar la rueda de la rabia

Labels:

Sunday, July 23, 2017

Atacan las sinagogas en Turquía mientras el régimen islamista retira las fuerzas que las protegían

Esta es una guerra por el control de la soberanía sobre el Monte del Templo - Debka



El brutal ataque terrorista de Halamish donde se asesinó a un abuelo de 70 años, y a su hijo y su hija entre los 40-50 años, dejando gravemente herida a una abuela de 68 años, cuando la familia estaba reunida para la cena del sábado el viernes 21 de julio, no fue un acto de terror aleatorio. Seguía directa y sistemáticamente el asesinato de dos policías israelíes en el Monte del Templo exactamente una semana antes. Los planificadores del primer acto terrorista, perpetrado por tres árabes israelíes, sabían exactamente que tal acción encendería unas llamas que reclamarían muchas vidas israelíes y palestinas.

Halamish es una pequeña comunidad judía ortodoxa de 250 familias, no muy lejos de Ramallah. Está amurallada, cerrada y vigilada. Sin embargo, un palestino de 19 años de la aldea cercana de Kubar fue capaz de escalar la valla, irrumpir en la casa de la familia, cercana a la valla, y golpear repetidamente a cuatro de sus miembros. La esposa del hijo asesinado agarró a los cinco niños que estaban visitando a sus abuelos, se escondió con ellos en otra habitación y llamó a la policía, mientras que un vecino, un soldado de 19 años de permiso, disparó al terrorista a través de una ventana y finalmente detuvo la carnicería.

Los paramédicos, aunque experimentados en atrocidades terroristas, tuvieron que superar su horror ante el baño de sangre en el que tuvieron que trabajar para salvar vidas. Para el abuelo y su hijo ya era demasiado tarde. Su hija murió entonces bajo sus manos, y la abuela fue trasladada al hospital en estado grave.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, decidió beneficiarse de la alta tensión alrededor del Monte del Templo desde el asesinato del 14 de julio de los dos policías israelíes. Al acusar a Israel de declarar una guerra religiosa (sic), anunció el viernes que suspendía todos los contactos de seguridad de los palestinos con Israel. Esto demostró su enorme chutzpah, considerando que es esta cooperación la que precisamente le mantiene en el poder. Él trata directamente con los estadounidenses que apoyan a sus fuerzas de seguridad y sirven como intermediarios para los lazos palestinos con sus homólogos israelíes.

Si los palestinos deciden seguir por el camino de la violencia, sus partidarios estadounidenses y europeos se enfrentarán al dilema de seguir patrocinando el terror. Y eso es exactamente lo que perseguían los tres pistoleros musulmanes cuando dispararon a los dos policías israelíes en la entrada de la Puerta del León al Monte del Templo.

Los palestinos son consistentes en sus tácticas: Primero derraman sangre israelí, luego dicen al mundo que son las víctimas y que como mártires están justificados en su búsqueda de venganza, especialmente contra "los hijos de los monos y cerdos que contaminan Al Aqsa". Así fue como el asesino de Halamish, Omar al-Abed de 19 años y simpatizante de Hamas, describió a los judíos en sus "últimas voluntades" que publicó en Facebook tres horas antes de los asesinatos. Excepto que en vez de morir con el halo de un mártir, sobrevivió.

Durante toda la semana, sus líderes, incluidos los miembros árabes electos del parlamento israelí, dijeron a los musulmanes palestinos e israelíes que el complejo de Al Aqsa, una plataforma artificial construida en el lugar donde se levantó el templo judío hace más de 2.000 años, es exclusivamente musulmán y ningún judío tiene el derecho de poner los pies en el "Noble Santuario". Esta afirmación también se aplica a Jerusalén, conocida en árabe como Al Quds.

Los detectores de metales más famosos en toda la historia de Oriente Medio se convirtieron en emblemas que objetivaron su rabia por la soberanía israelí en el Monte del Templo y la ciudad santa. Esto ha expuesto la disputa como siendo una disputa más nacional que religiosa.

Para Israel, la soberanía sobre su capital y el lugar de los templos judíos, que fue ganada a gran costo en una guerra defensiva después de milenios de exilio, no está en cuestión. La reiterada promesa del gobierno de preservar el status quo en el Monte del Templo y los lugares sagrados de la ciudad está sólidamente respaldada. Sin embargo, no deja huella en los palestinos, ya que la promesa es ofrecida por una entidad que ellos consideran un usurpador.

Solamente les satisfaría que Israel abandonara el Monte del Templo dejando su pleno control a la Autoridad Musulmana Waqf.

Pero esto presenta otro problema. Durante décadas, los gobiernos israelíes han reprimido provisionalmente los interminables brotes de violencia mediante concesiones a la autoridad musulmana, ya sea el Waqf o Jordania, permitiendo que el rey hashemita reclame la custodia de Al Aqsa. Pero nunca fue suficiente para mantener fuera la violencia palestina por mucho tiempo. Incluso se permitió al Waqf construir una extensión de Al Aqsa, que recompensaron destruyendo restos y artefactos preciosos de los templos judíos, que fueron desenterrados por los constructores.

Pero Israel ha llegado al final de esta tiranía. Es obvio que incluso si los detectores de metal instalados en las puertas del Monte del Templo fueran removidos o reemplazados, la violencia desencadenada en el Monte del Templo el 14 de julio fue solamente un comienzo, seguido una semana después por los asesinatos en Halamish.

Una oleada de enfrentamientos palestinos con la policía en Jerusalén el viernes dejó tres manifestantes palestinos muertos. El Jefe del Estado Mayor de Israel, el teniente general Gady Eisenkott, ordenó ayer la convocatoria masiva de refuerzos del IDF y de la policía para tratar de ponerle freno a la violencia y proteger a las comunidades judías de Judea y Samaria.

Labels:

Sunday, July 16, 2017

Una historia "edificante" sobre el periodismo israelí: Plumas de alquiler - Yisrael Medad, Eli Pollak - JPost



La primera edición del diario gratuito Israel Hayom llegó a nuestros quioscos el 30 de julio de 2007, hace casi 10 años. Su editor fundador, Amos Regev, fue sustituido en mayo por Boaz Bismuth, que había servido durante nueve años como editor de noticias extranjeras del periódico.

Un nuevo jefe trae consigo cambios, y en este caso un cambio espectacular. Dan Margalit y Mordechai (Motti) Gilat, ambos columnistas de larga fecha, fueron despedidos sumariamente.

Cuando comenzó, Israel Hayom se embarcó en una revolución. Su objetivo, que se alcanzó, fue reemplazar al periódico izquierdista Yediot Aharonot y convertirse en el periódico más leído en Israel. Para alcanzar este objetivo, tuvo que probar que era serio y tenía a un conjunto estelar de periodistas.

Dan Margalit y Motti Gilat cumplieron ese propósito.

Margalit, de 79 años, ha tenido una carrera estelar. Aunque comenzó en el Herut, el órgano del partido de Menachem Begin, giró pronto hacia la izquierda y escribió para el Haaretz desde 1964 hasta 1991, y continuó luego en el Maariv. Su exclusiva más famosa fue la revelación en 1977 de que el entonces primer ministro Yitzhak Rabin mantenía una cuenta bancaria ilegal en los Estados Unidos. Obligado a dimitir, el sustituto de Rabin, Shimon Peres, perdió ante Menachem Begin.

La carrera de Margalit ha sido principalmente la de un experto y comentarista reconocido, y ha sido anfitrión de numerosos programas de entrevistas, especialmente Popolitika y Erev Chadash.

A Margalit le gusta presentarse como un periodista ético, así que cuando se dio cuenta de que el ex primer ministro Ehud Olmert era corrupto, terminó su amistad de 20 años con él y comenzó a atacarlo regularmente en sus artículos.

De hecho, Margalit está tan enamorado de sí mismo que su tuit al ser despedido consistió en caracterizar su pérdida de empleo en términos de casi martirio: "Mi sustento cayó hoy en defensa de la libertad de expresión".

Margalit ya había sido despedido previamente. El 7 de septiembre de 2010, se informó que su contrato con la red educativa financiada con fondos públicos (ETV) no había pasado por el proceso de licitación normal. El Ministerio de Hacienda ordenó a Yaffa Vigodski, entonces el CEO de ETV, que finalizar el contrato de Margalit inmediatamente ya que no se ajustaba a las normas de una administración adecuada. Se informó que su salario era de 70, 000 NIS (mientras que Margalit comentó que era sólo de 35.000 NIS). Incluso Nahum Barnea de Yediot Aharonot no pudo abstenerse de preguntarse por qué Margalit recibió una suma tan alta del estado.

La reportera de Globes, Eli Tzippori, atacó a Margalit por su "despedida reivindicativa" de la libertad de expresión. Tzippori, receptora del premio Israel Media Watch por su periodismo económico de calidad, señaló que Margalit era uno de los periodistas más ricos de Israel, y que había hecho una pequeña fortuna en los medios de radiodifusión públicos de Israel, ya sea el canal 1 de televisión o la televisión educativa. "El intento de Margalit de utilizar para sí mismo la defensa de la libertad de expresión es un triste síntoma de la situación de un pequeño grupo de periodistas muy elitistas. Alguien muy contento consigo mismo y borracho de poder, que piensa que tiene que gobernar y que es responsable del liberalismo, la democracia y la libertad de expresión".

Pero lo contrario es lo cierto. "En este contexto, debemos recordar que Margalit tuvo muy poco respeto por la ley y por su Corte Suprema. En 1996, antes de las elecciones, fue el moderador del programa de noticias Popolitika del Canal 1. La equidad no era su lema. La libertad de expresión de quienes no estaban de acuerdo con sus puntos de vista no figuraba en el orden del día. Utilizó el programa para apoyar consistentemente los acuerdos de Oslo y ayudar a Peres a ganar las elecciones".

Tanto es así que el Israel Media Watch tuvo que apelar a la Corte Suprema para ordenar que el programa dejara de violar la ley que prohibía tal campaña electoral a través de los medios públicos poco antes de las elecciones. El tribunal remitió una orden judicial, pero no sirvió para nada. Margalit utilizó el programa, después de la decisión del tribunal, para burlarse de la Corte y, por supuesto, continuar con su usurpación ilegal y poco ética del micrófono público.

Margalit sobrepasa en nueve años la edad de jubilación de los empleados del gobierno. Los jueces y profesores de la Corte Suprema también se jubilan a esa edad y no se quejan. Es quizás característico de Margalit que en vez de estar agradecido a Israel Hayom por proporcionarle un podio durante los últimos 10 años, mucho más allá de la edad normal de jubilación, se fuera con rabia.

Acusó al periódico de impedirle criticar al primer ministro Benjamin Netanyahu y, de hecho, al despedirlo, escribió el viernes 16 de junio: "Creo que Bibi [Netanyahu] decidió no ser fotografiado en la 'pose de Herzl' en Basilea [una revelación del periodista de Ma'ariv Ben Caspit]. Pero el hecho de que esta posibilidad fuera incluso deliberada indica megalomanía. Tal vez debería enviar a Yair [hijo de Netanyahu]?". La gracia y la fortaleza parecen no ser su fuerte.

De "manera casual", el Haaretz lo alabó de inmediato, sobre todo por su "sacrificio".

Una semana después del despido de Margalit, otro columnista, Motti Gilat, también fue despedido. Gilat trabajó para el Yediot Aharonot desde 1976 hasta 2008, cuando se unió a Israel Hayom. Era un periodista de investigación altamente considerado en el Yediot, y al que se le dio un equipo de investigadores.

En efecto, en el Yediot tuvo algunos grandes éxitos. Entre ellos se incluyeron revelaciones sobre el líder de Shas Arye Deri en 1990, sobre la mala conducta sexual del ex ministro de Defensa Itzjak Mordechai en 2000, los regalos ilegales dados al ex jefe de la Policía Rafi Peled en 1995 y muchos temas más. Al salir de Yediot para ir al Israel Hayom, acusó al Yediot de censurarle y de evitar las críticas a políticos como Olmert, que fue apoyado por el periódico. Él demandó al Yediot y en un acuerdo de compromiso recibió 600,000 NIS del periódico.

Curiosamente, durante sus nueve años en el Israel Hayom no hubo una revelación importante en su haber.

Tal vez por eso Israel Hayom lo despidió. Al igual que Margalit, Gilat no se movió graciosamente, aunque tendrá 70 años en octubre, una edad en la que la mayoría de la gente ya se ha jubilado. Al igual que Margalit, Gilat también criticó a la administración del Israel Hayom por tragar con el dueño del periódico, Sheldon Adelson, y afirmó que incluso había sido advertido, a través de rumores de conversaciones de pasillo, que su escritura crítica contra Netanyahu le costaría su trabajo.

Gilat fue reemplazado por Akiva Bigman, editor de la web Mida, que se describe como "una revista diaria de noticias e intelectual, que pretende presentar al público información y opiniones no comunes en los medios de comunicación israelíes (de derechas)" y que ha declarado abiertamente formar parte del campo nacional (derecha, sionismo religioso...), al igual que Bigman.

La liberación de Margalit y Gilat, ambos de inclinaciones izquierdistas, y la contratación de Bigman son una señal de que el Israel Hayom ya no siente la necesidad de fortalecerse y justificarse con la ayuda de periodistas de izquierda de alquiler, y que ya puede contratar a quien quiera.

Labels: ,

La mentira ha sobrepasado a sus creadores - Nadav Shragai - Israel Hayom


 El actual libelo de sangre de que "Al-Aqsa está en peligro" acaba de sobrepasar a sus creadores. Ahora Al-Aqsa está en peligro, pero la amenaza no es israelí. El Monte del Templo no está, como dicen los incitadores, "bajo ataque", "bajo amenaza" o "mantenido como rehén" por los israelíes. Está siendo tomado como rehén por un libelo de sangre que ha traído muertes, sangre y tiroteos a los patios de las mezquitas y al Monte del Templo.

Los asesinos vinieron de Umm al-Fahm, un lugar donde muchos en los mítines sostienen que "Al-Aqsa está en peligro". Los tres asesinos participaron en esas manifestaciones e interiorizaron el mensaje. Las manifestaciones fueron dirigidas por el hombre que hasta el día de hoy se refiere a sí mismo como el jeque Al-Aqsa, el fundador de la ilegal Rama Norte del Movimiento Islámico, el jeque Raed Salah.

El libelo de cien años de edad, que se originó en los días del Gran Mufti de Jerusalén Haj Amin Husseini, se revivió por primera vez en Umm al-Fahm. Inspirados por la incitación de la rama norte del Movimiento Islámico y sus socios - la Hermandad Musulmana, Turquía, Qatar y Hamas - cientos de terroristas han tomado las calles de Israel y apuñalado, golpeado y asesinado a decenas de judíos bajo las falsas proclamas de que "Al-Aqsa está en peligro".

La difamación ahora ha traído la sangre al Monte del Templo, a la puerta de las mezquitas Al-Aqsa y la Cúpula de la Roca. Ahora amenaza el status quo que Israel ha jurado durante años proteger, a pesar de la violación de ese statu quo en lo referente a los derechos de los judíos [N.P.: Y que por cierto, hasta ahora no parece importar a los judíos estadounidenses del judaísmo de la Reforma y Conservador].

El terrorismo amparado en las alas de este libelo sirve para contaminar la santidad del lugar para los judíos y los musulmanes por igual, y ha llevado al cierre del complejo a los fieles musulmanes. El terrorismo llevado en las alas de este libelo es lo que obligó a los oficiales a disparar sus armas para evitar que los terroristas - en su supuesto esfuerzo por defender el lugar sagrado musulmán - dañaran las mezquitas o dañaran a los fieles musulmanes en el lugar.

Cabe señalar que exactamente lo mismo ocurrió hace unos 15 años con la Rama Norte del Movimiento Islámico. Ansiosos por poner a Israel en el disparadero y hacerlo responsable del deterioro del estado de las murallas meridionales y orientales del Monte del Templo, los miembros del movimiento impidieron durante meses que los ingenieros israelíes, egipcios y jordanos restauraran la pared oriental del Monte. Este período de espera casi condujo al colapso del muro oriental. Fue sólo cuando, a última hora, los musulmanes entendieron que estaban jugando con fuego y podrían ser considerados los culpables de permitir que una amenaza a Al-Aqsa se materializara,  permitieron a los ingenieros realizar las reparaciones cruciales y salvar el muro oriental .

El precedente de un tiroteo musulmán dentro del Monte del Templo podría crear ondas de choque y provocar disturbios y algaradas entre los árabes de Israel, Cisjordania y el resto del mundo musulmán. La decisión de cerrar temporalmente el complejo fue muy sabia. Se deriva de las necesidades operativas de la investigación del ataque terrorista, pero también tiene como objetivo aliviar las tensiones. Sin embargo, el objetivo debe ser restablecer rápidamente el lugar a su rutina diaria.

En los últimos seis meses, la policía ha convertido el Monte del Templo en un lugar "normal", si es que esa palabra puede utilizarse para describir el lugar. Los elementos musulmanes radicales han sido removidos del monte y proscritos, el Monte ha estado abierto a cientos de miles de turistas y miles de visitantes judíos. Israel también ha llegado a acuerdos con Jordania, su socio en la gestión del sitio, pero esa rutina está de nuevo bajo amenaza.

Algunas preguntas permanecen sin respuesta, siendo la principal entre ellas conocer cómo las armas entraron en el Monte del Templo. En un pasado muy lejano, durante la Guerra de Independencia, los musulmanes tenían armas en el Monte e incluso dispararon contra blancos judíos desde allí, pero no ha sido así desde 1967.

En el pasado, fuegos artificiales e incluso dispositivos explosivos fueron introducidos de contrabando en el Monte del Templo, pero estos elementos fueron localizados antes de que fuera demasiado tarde. Los detectores de metales no se colocaron en las entradas del Monte. ¿Fue este el resultado de la presión jordana?

¿Los terroristas tuvieron ayuda desde dentro del Monte? En los últimos años, agentes del Hamas empleados por el Waqf, la autoridad musulmana que administra la mezquita de Al-Aqsa, han sido arrestados en el Monte y han sido procesados. Según los informes, los asaltantes no tenían antecedentes criminales, pero los lazos, creencias y visiones del mundo son también las de un pasado conocido. Este aspecto también requiere examen.

Este ataque fue perpetrado con improvisadas metralletas Carlo. ¿No ha llegado el momento de recoger miles de armas ilegales en posesión de los árabes israelíes y en Jerusalén oriental? El precio de la intolerable facilidad con la que se pueden obtener armas se está incrementando con cada ataque.

Y una última pregunta: La decisión de proscribir a la Rama Norte del Movimiento Islámico se hizo a pesar de las reservas de los funcionarios de seguridad, algunos de los cuales advirtieron que sería más difícil rastrear la actividad de los miembros del grupo una vez que pasaran a la clandestinidad. ¿Fueron los graves sucesos del viernes una indicación de que había alguna base para sus preocupaciones?

Labels: ,

El Waqf se niega a reconocer el ataque terrorista y los diputados árabes continúan criticando a Israel - Ynet


El Waqf rechaza cumplir con las nuevas medidas de seguridad

Mientras las fuerzas de seguridad israelí reabren el complejo del Monte del Templo este domingo, los funcionarios del Waqf todavía se niegan a reconocer el mortal ataque terrorista que tuvo lugar allí, mientras que los diputados árabes siguen afirmando que Israel nunca debería haber cerrado el complejo.

En una entrevista con Ynet, Raed Daana, un alto funcionario del Waqf, se negó a calificar el ataque del viernes como terrorismo, refiriéndose a él solo como un "suceso".

A pesar de la publicación de los nombres de los terroristas y de  su ciudad natal, Daana insistió en que no sabía quién era el responsable.

"No tenemos detalles en estos momentos, no sabemos quién está detrás de esto, estamos en contra del asesinato de gente, solo queremos vivir en paz, no sé quién llevó a cabo este acto", insistió Daana.

Sin embargo, Daana se refirió a la decisión de cerrar temporalmente el complejo diciendo: "La situación dentro de la mezquita de Al Aqsa es desconocida, no sabemos lo que Israel está haciendo allí, sabemos que trajeron seis vehículos policiales y una gran cantidad de oficiales, que han producido roturas en todas las oficinas, oficina tras oficina, y rompieron las puertas cerradas porque no tenían las llaves".

"Queremos rezar en nuestras mezquitas, y queremos vivir en paz y seguridad, pero las incursiones de los colonos en Al Aqsa y sus operaciones (de policía) no dan ningún descanso a los musulmanes. Vivimos en paz, no queremos que suceda nada en Al Aqsa que pueda dañar este lugar santo y llevar a su cierre".

Obvio, "es la religión de la paz", como se puede observar por todo el mundo



Se abre el Monte del Templo en medio de las investigaciones sobre el ataque terrorista - Debka

La presión sobre Israel del mundo árabe para que se reabra sin demora el Templo del Monte y sus mezquitas a la oración musulmana, ha sido fuertemente contrarrestada por la policía israelí y las autoridades de seguridad. Ellos necesitan más tiempo para completar su investigación sobre la escena del ataque terrorista del viernes 14 de julio, en el que dos oficiales israelíes drusos fueron asesinados a tiros y un tercero herido. Los tres árabes israelíes que cometieron los asesinatos murieron a tiros en el tiroteo posterior fuera de la Cúpula de la Roca.

El gobierno israelí también decidió que el santuario, que es sagrado para tres religiones monoteístas, necesita una mayor seguridad antes de que se juzgue seguro para la oración y las visitas.

El sábado, Washington llegó en ayuda de la investigación. Condenando enérgicamente el "desgarrador acto de terror" en el Monte del Templo, el secretario de prensa de la Casa Blanca agregó: "El ataque obligó al gobierno de Israel a cerrar temporalmente el Monte del Templo / Haram al Sharif para llevar a cabo su investigación", dijo el comunicado. "Israel ha asegurado al mundo que no tiene intención de alterar el estatus de este lugar sagrado, una decisión que los Estados Unidos aplaude y da la bienvenida".

El sábado por la noche, el gobierno de Netanyahu, ordenó sin embargo que el Monte del Templo abriera el domingo "por etapas", lo que da un poco de espacio a la policía y a las autoridades de seguridad.

La policía ha estado recorriendo la "escena del terror" para reconstruir el crimen y descubrir los secretos escondrijos de armas allí almacenadas. Esta empresa es amplia, compleja y excepcionalmente sensible.

La superficie del Monte del Templo es de 150.000 metros cuadrados con nueve y antiguas puertas abiertas. Se encuentra sobre 13 períodos históricos de construcción y de destrucción, cada una de las cuales ha dejado restos en los túneles sobre todo inexplorados, en las cañerías, cuevas, hoyos, ejes y escombros. Incluso los arqueólogos que han trabajado allí durante décadas y el personal clerical de la autoridad musulmana del Waqf, a cargo de los ritos musulmanes, no pueden afirmar que han explorado todas las guaridas ocultas bajo la superficie pavimentada.

También se sospecha que puede haber canales subterráneos secretos que corren bajo la pared del Monte del Templo y que llevan fuera del recinto.

Mientras tanto, la policía guarda las cartas de su investigación. Han detenido a algunos funcionarios del Waqf por sospechas de conexión con los terroristas, sin revelar cifras, y han descubierto una cantidad de armas de fuego. Pero los policías, que no conocen este sitio único y antiguo, no saben lo que van a encontrar. Están detrás de información sobre las identidades de quienes les instruyeron para esconder las dos metralletas y pistolas utilizadas por los terroristas, y saber cuándo fueron proporcionadas. En resumen, si existe una red terrorista en el Monte del Templo.

Los parientes de los tres terroristas, que pertenecían al mismo clan de la ciudad árabe israelí de Umm al-Fahm, han sido detenidos en busca de información sobre cómo llegaron a realizar el primer acto de terror de musulmanes en el Monte del Templo. La mayoría de la ciudad y otras partes de la población árabe son hostiles a esa investigación.

Los líderes de la comunidad árabe israelí, incluidos sus 13 parlamentarios, se han negado a condenar el ataque, con la intención de expresar su pesar por todas las muertes infligidas el viernes, incluidos los tres agresores.

Esto impactó no sólo en los israelíes en general, sino más amargamente en la comunidad drusa, que sepultó a dos de sus hijos, Hail Stawi, 30, de Maghar y Kamil Shanan, 22, de Hurfeish ambos del norte de Israel. Fueron asesinados a tiros mientras custodiaban el lugar sagrado.


La investigación terrorista del Templo ha expuesto preocupantes animosidades en la sociedad árabe israelí.

Labels: ,

Saturday, July 15, 2017

Defender y atacar la risa judía de George Soros - Shmuel Rosner


La campaña de Hungría contra George Soros, el multimillonario izquierdista húngaro, representa para Israel un interesante dilema. Interesante, pero no sin precedentes. Soros intenta alterar las políticas de Hungría. Está tratando de hacer que su país de origen sea más hospitalario con los inmigrantes. Él tiene dinero, mucho dinero, y ese dinero le da la capacidad de financiar campañas, pagar a activistas, financiar y apoyar a las ONG's. Él tiene una agenda política, y su agenda no es la agenda del gobierno de Hungría. Tiene el poder de luchar por su agenda, pero el gobierno tampoco debe permanecer sentado y ocioso viéndolo actuar. El gobierno está retrocediendo. Decidió golpear bajo llevando a cabo una campaña anti-Soros. Una campaña agresiva y personalizada. A Soros se le muestra riendo en un cartel donde se llama a los húngaros a no dejar que sea el último que ría.

Israel no tiene ningún negocio con esta campaña y con este enfrentamiento entre Soros y Hungría. Pero por varias razones, algunas de las cuales fueron meramente una falta de consideración adecuada, se vio implicada en ella. Eso es porque Soros no es solamente un americano rico, sino un rico judío americano de origen húngaro. Y porque el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, tiene programada una visita a Hungría, un país cuya política está casi libre de antisemitismo. Y porque hay algo más que cierta similitud entre la forma en que Soros actúa contra las políticas de Hungría y la forma en que actúa contra las políticas de Israel.

El embajador israelí en Hungría decidió protestar contra la campaña hungara, según ha informado Barak Ravid: “El embajador israelí en Hungría, Yossi Amrani, dio a conocer una declaración inusualmente dura pidiendo a Orban y a su partido que retirara los carteles publicados en todo el país en contra del multimillonario judío-americano de origen húngaro, George Soros. La comunidad judía húngara también comentó que los anuncios estaban alimentando el sentimiento antisemita". Amrani no se equivocó necesariamente al ver en la campaña ciertos rasgos antisemitas.

Pero Netanyahu decidió echar abajo la protesta, y editó una declaración atacando a Soros. "De ninguna manera la declaración (del embajador) pretendía deslegitimar las críticas a George Soros, quien socava continuamente a los gobiernos democráticamente elegidos de Israel", dijo el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores Emmanuel Nahshon, añadiendo que Soros financia organizaciones "que difaman al Estado judío y buscan negarle el derecho a defenderse". El Primer Ministro tampoco está necesariamente equivocado al pensar que hay muy buenas razones para censurar a Soros.

Así, en este asunto, todas las partes tienen un motivo. Hay un motivo para aquellos que creen que Israel está obligado a advertir contra cualquier tono de antisemitismo dirigido contra un judío. Y hay un motivo para aquellos que afirman que Soros, un crítico radical de Israel cuyas acciones erosionan la seguridad de Israel, es el último judío que merece la protección del estado de Israel.

He aquí una pregunta interesante: ¿Todo judío, sin importar sus acciones, merece la protección de Israel? ¿Debería toda expresión de odio ser denunciada por Israel, sin importar el costo para Israel? Reconsideren las siguientes dos historias a la hora de esbozar una respuesta. Por supuesto, hay más de dos historias, pero éstas bastarán por ahora.

Primera historia: En julio de 1970, otro rico judío americano presentó a Israel un gran dilema. Su nombre era Meyer Lansky, y vino a Israel solicitando la ciudadanía bajo la Ley de Retorno. Como judío - argumentó ante la Corte Suprema de Israel cuando el gobierno rechazó su petición - merecía su lugar en un refugio seguro. De hecho, el juez Shimon Agranat declaró que "el derecho de aliya... es de primer orden". Sin embargo, la Corte decidió contra Lansky y aceptó la posición del estado de que Lansky era un "peligro para el público" al ser un conocido gángster y mafioso. El derecho del pueblo judío de Israel a vivir sin el temor a los crímenes se imponía al derecho de un individuo judío de emigrar a Israel cuando se ajustaba a sus necesidades.

Segunda historia: En 2015, el mundo conmemoró el 100º aniversario del Genocidio Armenio. Israel ha pasado la mayor parte de estos años negando ese hecho. Nunca ha reconocido oficialmente la narración de los horrores relatados por los sobrevivientes, historiadores, diplomáticos y testigos. Las comparaciones comunes de estos horrores con los del Holocausto, la obligación moral de no callar, el deterioro de las relaciones con Turquía, el tiempo transcurrido, no han convencido al gobierno para cambiar su posición inamovible. El derecho del público judío en Israel a vivir con seguridad ante la complicada realidad regional del Oriente Medio prevalece a la obligación general de Israel de reconocer una farsa moral.

Por supuesto, es perfectamente razonable cuestionar las decisiones de Israel en ambos casos. Se puede argumentar a favor de albergar a Lansky y se puede argumentar en favor del reconocimiento del genocidio armenio. También es perfectamente razonable cuestionar la decisión de Israel con respecto a la campaña de Soros. Algunos lo hicieron usando un lenguaje áspero. Tienen un motivo mientras sus estándares a la hora de reflexionar sobre las acciones de Israel sean razonables. No es que sus normas solamente tengan en cuenta la persona que tomó la decisión (Netanyahu, por lo que necesariamente debe estar equivocado) o la persona a la que iba dirigida esta decisión (Soros, por lo que al ser un izquierdista se le debe favorecer).

¿Qué son unos estándares razonables? Hace unos meses escribí sobre un tema similar, cuando la administración Trump fue acusada de tendencias antisemitas. La mayoría de las veces, argumenté, "Israel intenta equilibrar delicadamente su deseo de deslegitimar el antisemitismo y su necesidad de mantener unas relaciones exteriores que promuevan sus causas. A veces esto significa usar los ataques contra los judíos para atraer una inmigración judía a Israel, y a veces esto significa hacer la vista gorda ante cierto antisemitismo a cambio de un apoyo político".

Unos estándares razonables se cuestionarían: ¿Israel en qué se beneficia y en qué pierde criticando a Hungría? ¿Dónde empieza la obligación de Israel de defender a Soros y dónde termina? También es recomendable no confundir una campaña que huele mal con una campaña que emita unos evidentes mensajes antisemitas.

Soros provocó a Hungría. También provoca a Israel. Por lo tanto, esa campaña también podría ser la nuestra: no dejemos que Soros sea el último en reírse. Una cosa es muy posible, que en medio de esta brujería diplomática, se riera bastante esta semana (y para terminar esta saga: Hungría abandona la campaña antes de la visita de Netanyahu).

Labels: ,

La inversión del antisemitismo de la izquierda. El caso Soros - Evelyn Gordon



La izquierda progresista ha estado revisando la definición de antisemitismo durante algún tiempo. Ya es una vieja noticia el que no consideren como antisemita el atacar a los judíos pro-Israel por su identidad judía. Pero este proceso ha tomado recientemente un nuevo giro. No sólo se ha reducido la definición del antisemitismo al excluir de esa categoría los ataques contra los judíos pro-Israel, sino que ahora también se ha ampliado para abarcar todos los ataques contra esos izquierdistas progresistas que son judíos, incluso si las críticas y ataques contra ellos solamente están relacionados con su ideología y activismos de izquierdas.

Consideremos, por ejemplo, el alboroto ocasionado por la reciente campaña húngara contra George Soros, un destacado financiero y activista de la izquierda, que también es judío. Como parte de su candidatura a la reelección, el derechista primer ministro húngaro, Viktor Orban, empapeló el país con carteles contra la inmigración ilegal que apuntaban a un sonriente Soros con el lema "No dejes que Soros se ria el último", una declaración que refrenda el 99% de los húngaros que se oponen a la inmigración ilegal, sobre todo la musulmana . Orban, que acusa a Soros de financiar a los grupos progresistas que en Hungría hacen lobby para "instalar a un millón de inmigrantes" en el país, también ha llamado a Soros un "multimillonario especulador" y un "especulador financiero estadounidense que ataca a Hungría".

La campaña ha indignado a muchas personas, centrando aparentemente su preocupación en el antisemitismo al ser Soros judío. El jefe de la Federación Judía de Hungría protestó ante Orban diciendo que, a pesar de no ser "abiertamente antisemita", la campaña sí podría provocar antisemitismo. Así también lo hizo el embajador de Israel en Hungría, usando un lenguaje que implicaba poderosamente una campaña era antisemita sin decirlo del todo, hasta que el primer ministro Benjamin Netanyahu ordenó (correctamente) una retracción . Un alto funcionario de la Unión Europea calificó los ataques dirigidos a Soros como "especulador" como antisemitas. The Associated Press incluso publicó una historia en mayo titulada "La demonización de Soros recuerda a las viejas conspiraciones antisemitas".

Algunos ataques contra Soros son antisemitas, como cuando alguien en un mitin anti-refugiados en Polonia en el 2015 prendió fuego a la efigie de un judío ortodoxo diciendo que representaba a Soros. Ese es el antisemitismo clásico: implica que el verdadero problema es el judaísmo de Soros, en lugar de cualquier cosa que haya podido hacer, y que todos los judíos son responsables de las acciones de Soros.

La campaña húngara, sin embargo, se dirige contra Soros no por su judaísmo, que ni siquiera menciona, sino por sus acciones, específicamente el hecho de que sea uno de los principales financiadores de las organizaciones pro-inmigración en Hungría.

De acuerdo con los datos proporcionados a la Associated Press por las Fundaciones por una Sociedad Abierta de Soros, hasta ahora ha donado 12.000 millones de dólares en todo el mundo, de los cuales 400 millones se han destinado a Hungría. Dudo que Hungría tenga muchos otros donantes aportando fondos de esa magnitud para causas progresistas (solamente Soros). Así que si ustedes creen que resulta problemático verter enormes sumas de dinero en un país para promover agendas inmigratorias que la mayoría del país considera perjudiciales para su bienestar - una posición con la que simpatizo, dado el daño que tácticas similares han causado a Israel -, entonces Soros sería un objetivo legítimo por razones que no tienen nada que ver con su judaísmo.

Por otra parte, mientras que la palabra "especulador" se utiliza a menudo como código o insulto antisemita para referirse a "judío", en el caso de Soros, es la auténtica verdad. Soros no hizo su fortuna produciendo mejores productos. Lo hizo especulando contra los mercados, donde es especialmente famoso por haber acumulado mil millones de libras en un solo día apostando contra la libra británica, ganándose así el apodo de "el hombre que quebró el Banco de Inglaterra". Así que si ustedes creen que la especulación financiera es perjudicial para la sociedad, entonces Soros puede ser una auténtica encarnación de este mal económico en particular. Eso tampoco tiene nada que ver con su judaísmo.

En resumen, Soros está siendo atacado no por su identidad judía, sino por sus acciones. Sin embargo, tanto judíos como no judíos se han levantado para declarar que esa crítica era "antisemita" y únicamente porque es judío. En el valiente mundo de la izquierda, no se puede llamar especulador a un especulador ni criticarlo si resulta que es un donante progresista por sus donaciones a las causas progresistas. Mientras sea un judío progresista, resulta intocable.

Ahora contrasten esto con, por ejemplo, lo que pasó en la "Marcha del Chicago Dyke" del mes pasado, cuando tres judías lesbianas llevando banderas de arco iris con una Estrella de David fueron expulsadas de la marcha porque la bandera era "pro-Israel", y por lo tanto resultaba inaceptable en una marcha progresista. La Estrella de David es el símbolo judío más reconocible y lo ha sido desde mucho antes del establecimiento de Israel, es precisamente por eso que Israel puso una en su bandera nacional. Esa es también la razón por la que la llamada Bandera del Orgullo Judío tiene una Estrella de David sobre su fondo de arco iris, no para representar a Israel, sino para representar al judaísmo de los manifestantes. Como dijo una de las personas expulsadas: "Era una bandera de mi congregación que celebra mi identidad judía lesbiana".

En otras palabras, estos manifestantes fueron expulsados ​​únicamente por llevar un símbolo obviamente judío en un evento progresista. Este es el antisemitismo clásico: los judíos son bienvenidos sólo si se despojan de cualquier cosa que pueda identificarles como judíos. Sin embargo, dentro del mundo progresista este antisemitismo se considera perfectamente aceptable siempre y cuando se afirme, como los organizadores de la marcha, que las víctimas fueron expulsadas por ser "sionistas".

No obstante, algunos progresistas parecieron darse cuenta de que esta justificación era una tomadura de pelo: por eso, y por el delito de airear esa ropa sucia, el galardonado reportero que hizo pública la historia de la expulsión de esa judías de la marcha fue sumariamente eliminado de su trabajo en un periódico LBGT de Chicago, y transferido al Departamento de ventas.

La distinción entre lo que es y lo que no es antisemita debe ser obvia: cuando los activistas progresistas - o cualquier otro tipo de activistas - son atacados porque son judíos, eso es antisemitismo. Cuando son atacados por sus activistas progresistas, eso no es antisemita, aunque también sean judíos.

Sin embargo, en una inversión impresionante, la izquierda progresista ha convertido esta obvia distinción en el tema principal: Apuntar a las personas por ser judíos ya no resulta antisemita, pero apuntar a las personas por ser activistas progresistas sí lo es. Así, en lugar de ser un escudo para proteger a los judíos, las acusaciones de antisemitismo se han convertido en un escudo para proteger a los izquierdistas. Y por lo tanto, la izquierda ha completado el proceso de redefinir el antisemitismo en beneficio propio y en detrimento de los judíos.

Labels: ,

Los "socios del sector árabe" de la izquierda reflexionan...: "El sector árabe local condena el ataque terrorista y sus dirigentes responsabilizan a Israel" - Hassan Shalan - Ynet



El mortal ataque terrorista en el Monte del Templo de este viernes, en el que dos policías drusos, el sargento mayor Ha'il Satawi y sargento de personal Maj Kamil Shnaan fueron asesinados por árabes israelíes de Umm al-Fahm, ha provocado reacciones mixtas en el sector árabe. Además de la condena del Comité de Seguimiento de los Ciudadanos Árabes en Israel y de muchos activistas sociales, los diputados de la Lista Árabe Conjunta dijeron que "rechazan todas las formas de violencia", pero enfatizaron que "Israel es la responsable de la volatilidad en el Monte del Templo". Más tarde condenaron las acciones del gobierno sin mencionar a los propios terroristas y advirtieron contra "la explotación de la derecha del ataque para incitar a los árabes".

El jefe del Comité de Seguimiento de los Ciudadanos Árabes en Israel, Muhammad Barakeh, condenó el ataque, diciendo que no contribuye a la lucha del público árabe para defender sus derechos y sus lugares santos. El Comité también advirtió contra las consecuencias del cierre de la mezquita de Al-Aqsa y la decisión de no permitir la oración en el lugar hasta el domingo.

"Desde 1969, hemos estado participando en una lucha pública que ha demostrado su éxito a través de los años. La desviación de nuestro camino, como vimos ayer en Jerusalén, no ayudará a nada, y advertimos al gobierno contra la explotación del tiroteo con el objetivo de incitar contra el público árabe".

El diputado árabe del Meretz, Issawi Freij, denunció fuertemente al mortal ataque terrorista. "Civiles israelíes mataron a policías israelíes a la entrada de un lugar sagrado, no hay forma de describir el horror, ni siquiera de intentar entenderlo. Debemos librarnos de esas personas que nos abandonado. Las dimensiones de su odio les cegaron hasta que decidieron matar a sus compatriotas".

La polémica diputada árabe de la Lista Árabe Conjunta, Haneen Zoabi, comentó en respuesta a los acontecimientos: "Descargamos la total responsabilidad sobre todo lo que está sucediendo a la política de ocupación de Israel, con su agresión y asesinato del pueblo palestino. Es imposible separar lo que está sucediendo de la política de Israel. La toma de Al-Aqsa por los colonos ha elevado profundamente los sentimientos de humillación e injusticia, y cualquiera que no quiera reconocer esa conexión e insista en vincular las respuestas a la incitación y a los extremistas (árabes), está optando por sacrificar a los ciudadanos (árabes)".

"El establishment israelí sabe que apoyamos una lucha política y conoce que estamos luchando por el fin de la ocupación, de la política de judaización y las purgas políticas, e incluso solicitamos la confiscación de armas (en el sector árabe), que la propia policía sabe dónde están y quienes las tienen, aunque se niegan a confiscarlas, siempre y cuando nos perjudique sólo a nosotros y no a los judíos. Todas estas tácticas de intimidación y de amenazas están condenadas al fracaso".

Las reacciones de otros diputados árabes de la Lista Árabe Conjunta, como Ahmad Tibi y Osama Sa'adi, consistieron en advertir conjuntamente contra la explotación de los hechos por la incitación, y también instaron al gobierno a permitir la oración en el Monte del Templo. "La posición de los líderes árabes siempre ha sido que el uso de las armas no es el instrumento de lucha de los ciudadanos árabes de Israel. Nuestra lucha es política, pública y no violenta, rechazamos la violencia de cualquier tipo, incluso en los lugares santos, y lamentamos la pérdida de vidas humanas. Nuestra opinión es que el derramamiento de sangre debe ser detenido para que las familias y los padres no vean la muerte de sus hijos y seres queridos".

"Es hora de enfatizar que la continuación de la ocupación, incluyendo la ocupación de la Mezquita Al-Aqsa y los lugares sagrados, es la raíz de todo mal, y que la ocupación debe finalizar para salvar vidas de todos los lados. La derecha está explotando lo que sucedió fomentando una campaña de incitación contra el público árabe en general y contra Umm al-Fahm en particular, a pesar de la opinión del público árabe publicada por el Comité de Seguimiento".

Labels:

Muy bueno, para terminar con los seculares entrometiéndose en el Kotel: ¿Quiénes somos los judíos seculares para decirle a los judíos religiosos qué hacer en el Muro Occidental? - Irit Linur - Haaretz



Como muchos judíos seculares, no estoy particularmente interesado en el Kotel. No tiene sombra ni salida a una tienda Zara. Pero fui allí esta semana para una visita sorpresa, y dos cosas me llamaron la atención. Primero, hay un espacio de género mixto para la oración. Es hermoso, construido en un sitio arqueológico impresionante debajo del arco de Robinson. Y a diferencia de la plaza del Muro Occidental, está sombreado, y se puede ingresar sin un control de seguridad.

La segunda impresión fue la diferencia en el número de visitantes a las dos plazas. Había miles de personas en la plaza del Muro Occidental en un día regular de la semana. Mientras tanto, sólo había un gato en la sección mixta. A la luz del clamor que surgió en torno a la congelación del acuerdo del Kotel, esperaba ver allí a miles de Mujeres del Muro, imbuidas de espíritu religioso, junto con ceremonias de bar mitzva en las que las abuelas no necesitan estar en una silla para echar un vistazo a la sección masculina y a sus nietos. Sin embargo, la sección mixta estaba prácticamente abandonada y desierta.

A pocos metros de allí, el Muro Occidental está repleto de vida judía a pesar de la larga línea de seguridad que segregaba por género. Y estaba llena de vida porque durante cientos de años sus guardianes naturales - los ortodoxos - conservaron su santidad. Están comprometidos con ella, con textos que tienen cientos o miles de años de antigüedad, y una jerarquía rabínica, una tradición y unas reglas estrictas que si cambian alguna vez, lo hacen lentamente. Y se dedican a la observancia diaria de mandamientos y prohibiciones que no todos pueden explicar racionalmente, y que para algunos de ellos son inaceptables. E incluso aquellas normas que son aceptables pueden ser engañosas: la observancia estricta del Shabbat por los judíos ortodoxos no proviene de una adhesión al socialismo o como un apoyo primordial a los trabajadores del mundo, sino más bien como un mandamiento divino. Los judíos ortodoxos evitan el schnitzel con mantequilla aunque saben que los pollos no producen leche. Y el Kotel es definitivamente santo porque cualquiera que mantenga separados el pollo y la leche es exactamente la clase de gente que puede encontrar la santidad en las piedras.

La obsesión por la santidad a veces es molesta, incluso arrogante, por lo que los judíos seculares, particularmente ingeniosos, pueden llamar burlonamente a Dios "el amigo imaginario" o compararlo con el Monstruo Volador de Spaghetti . Pero cuando la fe en un amigo imaginario engendra la Biblia, un pueblo y una cultura de 2.000 años de antigüedad, así como un sistema moral que encendió la cultura occidental, se vuelve necesario eliminar la presunción con que la gente secular se jacta de su pureza atea. Y admitamos la verdad: No guardar mandamientos es mucho más fácil que guardarlos.

Algunos podrán decir que, incluso sin mandamientos religiosos, los judíos seculares no son menos judíos que los religiosos, por lo que deben ser "socios iguales" a la hora de determinar el carácter del Kotel. Es correcto en principio, pero hay un significado en guardar tus tradiciones religiosas, o al menos reconocerlas, antes de pretender tomar decisiones religiosas.

Yo, por ejemplo, soy un producto típico de la educación secular estatal. Me sorprendió descubrir en mi primer año de universidad que el Rambam era un filósofo mundialmente famoso y no sólo otro rabino más de las tumbas de los justos. Por lo tanto, todavía no me siento preparado para escribir una oración igual al Aleinu, o  demostrar que Dios "es totalmente cool conduciendo en Shabbat y con una mujer rabino". Tienes que esperar 500 o 600, o incluso 2.000 años para eso.

Y si insistimos en el secularismo como un valor, me resulta difícil entender la insistencia que acompaña a sentarme en el tribunal, libre de los lazos de la religión, y gritar normativas a un judío que ayunó no sólo en Yom Kippur sino también en ..., oh... ya no recuerdo, ahh, en Gedalya, y que lee furiosamente todo el Hagaddah cada Seder de Pascua, incluyendo la parte después de la comida. Estamos discutiendo con estas personas sobre judaísmo, sobre cuál es el judaísmo correcto y cómo debe ser el judaísmo, mientras estamos armados con una enorme ignorancia que adquirimos a través de la educación secular estatal, con un estudio muy parcial y limitado de la Biblia - "Dos están sosteniendo un tallis...", de la clase de séptimo grado de Talmud, y eso es todo - . A veces los judíos seculares nos parecemos a niños de seis años tratando de unirse a una discusión de filosofía sin saber quién es Platón.

Usted no tiene que ser religioso para reconocer la contribución religiosa para convertir al Kotel en mucho más que un sitio arqueológico. Los judíos religiosos hicieron que el Kotel fuera santo mucho antes de que extendiéramos la soberanía israelí sobre ese lugar, incluyendo períodos en los cuales la oración allí era sumamente peligrosa. Rezaron sin una división entre hombres y mujeres cuando el régimen otomano prohibió la oración judía, y se adherieron a su "amigo imaginario" al que expulsamos de nuestras vidas seculares.

Hemos rechazado grandes partes de la empresa cultural que fomentó el judaísmo, e incluso defendimos que nuestros hijos estuvieran exentos de ella. Nos quejamos de la influencia religiosa en el sistema educativo, en vez de quejarnos de que no nos enseñaron ni siquiera un siddur.

Disculpen, pero no creo que un repentino estallido de santa lujuria nos haya vencido. Observo con sorpresa la decepción de aquellos que creían plenamente que podría tener un estado judío sin judaísmo, y la reacción exagerada de aquellos cuya sensibilidad ilustrada les hace rechazar cualquier nivel de sentimiento religioso.

La pelea por el Kotel no es realmente sobre los judíos de la Reforma. Son un grupo marginal en Israel. Pueden ser una barrera - no especialmente eficaz - contra la asimilación masiva. Sin embargo, Israel es el único lugar en el mundo en el que puedes ser judío y, sin temer por el judaísmo de tus nietos, eliminar el peso de los mandamientos y todavía sentirte tan judío como Moisés. Nada de esto podría existir sin los judíos religiosos.

Como una persona secular, creo que si regularizamos el Kotel de acuerdo a los estándares seculares, se verá menos como un sitio sagrado y más como un estacionamiento. Afortunadamente, los ortodoxos seguirán orando allí incluso entonces.

Labels: ,

Hipocresía made in BDS: al boicoteador en jefe no parece preocuparle exhibirse en Israel



Ken Loach ha sido acusado de considerarse a sí mismo exento del boicot cultural a Israel que él mismo promueve, tras afirmarse que ha permitido que sus películas fueran distribuidas en el país sin objeciones.

Loach ha condenado a artistas que actúan en Israel "como partidarios de un régimen de apartheid", y su antiguo productora insistió en que se trataba de un error que la película que ganó la Palma de Oro, "Yo, Daniel Blake", se estuviera exhibiendo en los cines israelíes.

La polémica sobre las películas de Loach que se proyectan en Israel surgió después de que el director de cine condenara la decisión de Radioheads de celebrar un concierto en Tel Aviv a finales de este mes. Loach acusó a la banda de ignorar a las comunidades palestinas y de apoyar un sistema de apartheid al negarse a comprometerse con el boicot cultural de Israel.

Rebecca OBrien, productora de Loach, afirmó que la compañía de distribución Wild Bunch había hecho el trato accidentalmente y sin el conocimiento de Loach, o bien su compañía de producción Sixteen Films.

Le hemos pedido anteriormente a Wild Bunch no vender las películas a Israel, dijo OBrien. Pero lo que sucedió esta vez, y lo que ha pasado también antes, es que durante Cannes las cosas pasan muy rápido, y un miembro menor de la compañía fue y la vendió a Israel en el calor del momento, olvidando que habíamos pedido que no se vendiera allí .

Sin embargo, las afirmaciones de que los derechos de distribución de Israel se vendieron accidentalmente fueron descartadas como absurdas por el distribuidor israelí de Loach desde hace mucho tiempo, Guy Shani, el director de Shani Films y también propietario de la cadena de cines Israels Lev.

Shani le dijo al Guardian que había conocido a Loach y a su productor durante años, pagándoles su dinero cada año, y nunca había oído objeciones.

Desde 1993, cuando compramos Raining Stones, compramos cada película. Nunca tuvimos problemas para comprarlas y la audiencia en los cines de Lev es muy abierta y cree en la libertad de expresión. Así que es él quien equivoca a la gente o lo intenta.

No puedo decirte lo absurdo que es esto. Hemos estado mostrando sus películas durante años. He estado pagándole su dinero cada año. Su última película, "Yo, Daniel Blake", ha tenido mucho éxito en Israel. Tan éxito que tuvimos algunos eventos privados con instituciones del gobierno israelí donde se reservó la película para mostrarla a los empleados debido al interés en el tema.

Él agregó que éste es un enigma que también le ha desconcertado. Parece que Ken Loach se siente exento del boicot cultural que promueve.

Shani también rechazó la idea de que distribuiría sus películas en Israel a pesar de las objeciones del director y de sus productores.

Tienes que entender cómo funciona esto en el negocio cinematográfico. Usted no vende una película a alguien que el director no quiere que se la vendas. Es un asunto serio. Usted tiene una lista de regiones y aprueba país por país, y entonces necesita obtener la aprobación del productor y director.

Y si eres un agente de ventas con un director que sea realmente importante para ti, por supuesto que no vendes contra sus deseos.

Labels:

Friday, July 14, 2017

Y ahora qué, ¿más asesinos con "problemas mentales" como en Francia, o se trata de más "lobos solitarios"? ¿Qué alegaran ahora los ídolos de la izquierda, los dirigentes de la Lista Árabe Común?


Un funcionario del Waqf podría haber ayudado a los terroristas árabes-israelíes en el ataque en el Monte del Templo. La policía verifica si los asesinos tuvieron la ayuda del grupo jordano que administra el lugar santo, afirma el Canal 10. Oficiales de policía desmontan las tiendas de luto montadas para los asesinos en sus casas de Umm al-Fahm.

Debka:

Oficiales de seguridad y expertos israelíes han estado tratando de frustrar el impacto del ataque terrorista del viernes 14 de julio en la entrada de la Puerta del León al Monte del Templo, en el que dos agentes de la policía fronteriza israelíes fueron asesinados y un tercero lesionado. Sin embargo, este evento tiene una extraordinaria y grave resonancia incluso para los estándares de Jerusalén, quien ha sufrido y sufre gran parte del terror, porque se perpetró en un sagrado santuario mundial para miles de millones de personas.

Las víctimas fueron dos policías fronterizos drusos que vivían en el norte de Israel: los sargentos Kamil Shanan, de 22 años, de Hofesh, y Hayal Satawi, de 30 años, de Marar, que formaban parte de la fuerza que custodiaba el santuario.

Debido a un grave lapso de inteligencia y de seguridad, tres ciudadanos musulmanes israelíes de la ciudad árabe de Umm al Fahm, pudieron llegar a la amplia plaza para llevar a cabo un acto de terrorismo diseñado para provocar un efecto de shock en un grado inigualable desde la Intifada palestina de 2000.

Los tres terroristas fueron finalmente eliminados a tiros en un tiroteo con la policía en las afueras de la cúpula dorada de la mezquita de la Roca en el complejo del Monte del Templo.

Incluso bajo una mirada superficial a la forma en que se desarrolló este ataque, este acto nos muestra que los servicios de seguridad de Israel no lograron sacar las lecciones necesarias del ataque palestino del 16 de junio en las afueras de la Puerta de Damasco de la Ciudad Vieja. Entonces, también, hubo un tiroteo en el que participaron tres terroristas. Uno de ellos apuñaló a una mujer oficial de la guardia fronteriza hasta asesinarla.

Así que la firma ya estaba en las puertas de la Ciudad Vieja. Sin embargo, la afirmación de una responsabilidad del Estado islámico fue descartada, aunque ya no sea posible descartar el atentado como un ataque de "lobos solitarios", como han estado mantenido los portavoces oficiales desde que comenzó la ola de terror desde hace dos años.

Su fracaso a la hora de analizar correctamente el ataque de la Puerta de Damasco proporcionó una gran ventaja a los asesinos del Monte del Templo de este viernes. De hecho, estuvieron varios pasos por delante de las agencias de seguridad israelíes a la hora de aplicar la ley y la lucha contra el terrorismo.

Sin embargo, se ha inventado un nuevo eufemismo, el "terrorismo de autosacrificio", para explicar estos actos, en lugar de realizar una investigación exhaustiva que determine la mano detrás del ataque, que obviamente estuvo planeado en detalle.

El equipo de los tres terroristas, armados con dos rifles Karl Gustav y una pistola, fue capaz de entrar en el Monte del Templo con dichas armas.

Esta es la primera vez que se conozca que los extremistas musulmanes palestinos montan un tiroteo en un lugar sagrado respetado por los musulmanes, aunque sea sagrado para las tres grandes religiones monoteístas, además de ser el lugar histórico de los templos judíos. Mientras seguían disparando, los tres hombres armados se retiraron hacia la entrada en la amplia plaza del Monte del Templo y se dirigieron hacia las mezquitas, la Cúpula de la Roca y Al Aqsa.

Los agentes de la policía fronteriza sobrevivientes les dieron persecución y se enfrentaron a ellos fuera de la mezquita de la Cúpula de la Roca, eliminándolos.

Su coraje salvó el día. Si los terroristas hubieran conseguido refugiarse en uno de esos santuarios musulmanes, Israel se habría enfrentado a la terrible situación de tener que lidiar con unos terroristas armados escondidos en un santuario musulmán, con la posibilidad de encender las llamas en el Oriente Medio y más allá.

Los funerales de los dos sargentos del cuerpo de policía se llevaron a cabo mientras se espera una exigencia de responsabilidades por el fracaso ahora de momento en suspenso.  Las fuentes de Debka creen detectar el sello del ISIS en el ataque. El Estado islámico tardó 24 horas en asumir la responsabilidad del asesinato de la Puerta de Damasco el mes pasado.

En todo caso, esta no sería la primera vez que el Estado islámico ha golpeado en Israel y es muy probable que no sea el último.

Otro árabe israelí, Nashat Milhem de Kfar Arara, mató a dos israelíes en un café al aire libre en Tel Aviv el 8 de enero de 2016. Seis meses después, el 8 de junio, otro terrorista asesinó a tres israelíes. El ISIS golpeó por tercera vez en la Puerta de Damasco hace un mes, apuñalando y asesinando a Hadas Malka, una mujer policía de 23 años.    


PD. Lieberman tiene razón (no es el primero que lo dice, esta idea fue original de la izquierda israelí de hace unos años). Si existe un acuerdo serio, algo ya cuestionable con el liderazgo palestino, ciertas zonas del actual Israel pobladas por árabes y limítrofes, deben pasar a formar parte del estado palestino. Mantener una gente así no tiene sentido y sólo generara más problemas en el futuro, como una posible kovosización.

Labels:

La creación de la Plaza del Muro Occidental en 1967 era necesaria y legal - Nathaniel Belmont y Lenny Ben-David - JCPA


Una vista área del barrio de Mughrabi tomada en 1931. La zona de oración ante el Muro esta rodeada con una línea amarilla. Observen el laberinto de calles que debían atravesar los fieles judíos para llegar hasta el Muro y el estrecho espacio existente en él


La forma de contemplar el Muro después de 1948, al fondo, detrás de barrio de Mughrabi,



Un soldado jordano ante el Muro, cuyo acceso fue prohibido para los fieles judíos de 1948-1967. El barrio de Mughrabi comenzaba detrás del soldado, observen la anchura del recinto. 

Unos artículos publicados por Reuters y el New Yorker el 6 de junio y el 9 de junio de 2017 respectivamente,  describieron la demolición del barrio de Mughrabi, un barrio marroquí de Jerusalén, y el desalojo de sus aproximadamente 650 habitantes árabes que tuvo lugar el 10 de junio de 1967, tres días después de la reunificación de Jerusalén.

El artículo del New Yorker titulado "Replanteando la guerra de 1967", fue escrito por el periodista palestino Yousef Munayyer, el director del U.S. Campaign for Palestinian Rights. El artículo consideraba que esas acciones, necesarias para crear un área para los fieles judíos, representaban un "crimen de guerra", alegando que la destrucción deliberada de esos edificios en un territorio ocupado era una violación del Cuarto Convenio de Ginebra de 1949.

El artículo también criticaba la famosa foto de David Rubinger de los paracaidistas en el Muro Occidental como un reflejo de la ignorancia israelí ante unos actos presuntamente atroces, afirmando que "mostraba la visión sionista mientras se omitía a los palestinos de ella" . Irónicamente, es el propio Munayyer quien, premeditadamente o sin saberlo, omitía información crucial, fallando a la hora de ver el cuadro más amplio.

Estos artículos culpan a Israel de la desaparición del barrio de Mughrabi cuando, en realidad, hay pruebas que demuestran que, antes de la guerra de 1967 y antes de que Israel tomara el control de Jerusalén oriental, los días del barrio estaban contados. Junto con el Barrio Judío adyacente, que había sido demolido por los jordanos, ambos barrios no eran más que unos decadentes y marginados barrios construidos sobre escombros. Según el entonces embajador de Israel en la ONU, Yosef Tekoah, el barrio de Mughrabi estaba en un estado decrépito, sufriendo condiciones que "ningún gobierno civilizado o una administración municipal moderna habría tolerado. De hecho la propia Reuters lo describe como "destartalado".

En 1965 y 1966, antes de la guerra, aproximadamente unos 1.000 árabes fueron trasladados - algunos por la fuerza - por la administración jordana desde el Barrio Judío al recién creado campo de refugiados de Shuafat, por orden del entonces primer ministro de Jordania, Wasfi Al-Tal.  Las fuentes informaron que Al-Tal pidió un traslado de los residentes “al nuevo lugar asignado para sus residencia (en Shuafat)... El ayuntamiento de Jerusalén deberá demoler toda la vivienda en ruinas de dicho barrio después de su evacuación”. El barrio de de Mughrabi estaba en un estado comparable.

La acusación de Munayyer de "crímenes de guerra" perpetrados por Israel ignora las normas legales que permiten la apropiación de propiedad privada para el uso público y la seguridad pública, siempre que se pague la compensación debida. Irónicamente, fue Jordania quien no reconoció esta norma legal básica en 1949, arrasando el Barrio Judío, expulsando a sus residentes y saqueando y profanando 58 sinagogas, todo sin compensación.

Las acciones de Jordania de 1948 están en marcado contraste con las acciones de Israel en 1967. Con respecto a la compensación, una carta de 1968 de antiguos residentes del barrio de Mughrabi afirma que muchos residentes recibieron su compensación.

Durante el período 1948-1967, el acceso judío al santuario estaba totalmente prohibido. Pero la situación previa a 1948 era difícilmente tolerable para los fieles judíos. Después de navegar por un laberinto de callejones potencialmente peligrosos y estrechos, los judíos que deseaban rezar en el Muro Occidental se encontraban en un estrecha área de aproximadamente 120 metros cuadrados. (En contraste, el complejo de Al Aqsa en el Monte del Templo cubre unos 144.000 metros cuadrados).

Los visitantes en la era anterior a 1948 se encontraban con piedras rotas, aguas residuales, animales (y la basura y heces que dejaban atrás), y los residentes árabes del barrio de Mughrabi “tenían tendencia a acosar a los fieles judíos”.

Inmediatamente después de la guerra de 1967, el alcalde de Jerusalén, Teddy Kollek, comprobó que el área cercana al Muro Occidental no podía contener a los decenas de miles de visitantes esperados para el 13 de junio de 1967, con las vacaciones de Shavuot. Kollek y los oficiales militares dieron la orden de demoler el área. "La primera tarea fue demoler un inodoro que fue construido al lado del Muro Occidental", según el Haaretz. "Llegas a un lugar como este y compruebas el hedor existente en el Muro", informó uno de los operarios. “Nos sorprendió la situación que allí existía".

Desde el punto de vista legal, la demolición del barrio de Mughrabi y la reubicación de sus habitantes fue justificada y necesaria por cualquier estándar aceptable que tratara de garantizar la seguridad pública y proporcionar a decenas de miles de fieles un pasaje seguro y una buena situación sanitaria en al lugar más sagrado del judaísmo. Además del suficiente espacio público para orar allí.

Las engañosas acusaciones de Reuters y New Yorker con motivo del 50 aniversario de la Guerra de los Seis Días parecen haber ignorado los hechos cruciales que rodearon la situación del barrio de Mughrabi, su historia y el terrible estado de decadencia y ruina que existió durante la administración jordana antes de la guerra. Puede que no sea una coincidencia que las acusaciones se sucedan al mismo tiempo que los desafíos palestinos y de la UNESCO a los lazos judíos con Jerusalén y Hebrón.

Labels: ,

Thursday, July 13, 2017

Muy interesante: La semana anterior de la Guerra de los Seis Días - Abraham Rabinovich - Moment


Paracaidistas judíos descansan tras capturar el Muro Occidental

Extracto del libro de Abraham Rabinovich, "La batalla por Jerusalén"

La atmósfera en la Ciudad Vieja de Jerusalén en los días anteriores a la Guerra de los Seis Días era "mágica", tal como recordaría Abdulla Schleiffer.

"Todo el mundo no hacía nada, se felicitaba y alababa a Nasser".

Schleiffer, un judío nacido en Long Island que se había convertido al Islam, estaba consternado por el confuso optimismo que le rodeaba. Un miembro de una prominente familia árabe local le sugirió que tan pronto como terminaran los combates, cruzarían todos a la parte israelí de la ciudad y reclamarían los despojos de los derrotados judíos para los árabes vencedores. Schleiffer era redactor en un diario en inglés en la mitad jordana de la Jerusalén dividida. El hallazgo del ambiente que flotaba en la ciudad árabe le resultaba extraño, como si la retórica por sí sola pudiera ganar la guerra que estaba a punto de caer sobre ellos.

Un colega que fue a las oficinas de la Media Luna Roja en Jerusalén para donar sangre encontró las instalaciones vacías exceptuando al gerente. Este último le preguntó si había habido ocurrido algún accidente a la familia del periodista para que requiriera una donación de sangre. Y es que no existió un esfuerzo organizado para abastecerse de alimentos, designar refugios o preparar los hospitales locales para una afluencia de víctimas de la guerra. El equipo de defensa civil consistió en poco más que brazaletes.

Schleiffer llamó al gobernador del Jerusalén jordano, Anwar al-Khatib, para expresar su preocupación. Khatib acordó reunir a los líderes locales para discutir la situación. En la reunión, se formaron comités para organizar un marco adecuado para la defensa civil, pero poco tangible surgió de allí.

El viernes 2 de junio, el jefe de la Organización para la Liberación de Palestina, Ahmed Shukeiry, fue levantado sobre los hombros de una multitud después de pronunciar un apasionado discurso en la Mezquita Al-Aksa "donde afirmó que Israel estaba al borde de la destrucción y que habría pocos sobrevivientes judíos".

En el lado israelí de Jerusalén, el humor sombrío judío se combinaba en intensidad con la euforia en el lado jordano. En la Guerra de la Independencia, unos 19 años antes, la ciudad había sido cortada y dividida durante meses por la Legión Árabe. La imagen del Ghetto de Varsovia era una visión de la que se hablaba poco pero que era ampliamente imaginada por los habitantes judíos de Jerusalén para este próximo conflicto. Edificios convertidos en escombros mientras la batalla continuaba. El Holocausto no estaba lejos de los pensamientos de nadie. Los turistas habían estado saliendo del país desde que la crisis comenzó a mediados de mayo. Algunos académicos extranjeros que enseñaban en la Universidad Hebrea abandonaron el país en silencio, demasiado avergonzados para decir adiós a sus colegas israelíes.

Llegué a Jerusalén como periodista cinco días antes de la guerra. Cuando le pregunté en inglés a una mujer judía por una calle cercana al Hotel Rey David, ella me miró bruscamente y me dijo: "¿Aún no has vuelto a casa?". Cuando le dije que acababa de llegar, ella asintió y señaló mi destino. El propio Hotel Rey David, me enteraría poco después, había pasado de una ocupación del 86% a una de un 1%.

El mundo árabe, con una población entonces de unos 80 millones, se alzaba detrás del líder carismático de Egipto, Gamal Abdel Nasser, contra los tres millones de Israel. A diferencia de la campaña del Sinaí de 11 años antes, cuando la fuerza aérea francesa había cubierto a Israel como parte de una alianza británica, francesa e israelí contra Egipto, el país ahora se encontraba solo frente a una amplia coalición árabe con tres veces más tanques y aviones de guerra que Israel.

El miedo, sin embargo, proporcionó más energía que parálisis. En el frente interno, los planes de emergencia de larga fecha se pusieron en marcha sin problemas. Los camiones municipales de Jerusalén arrojaban arena en las esquinas mientras que los sacos para la arena estaban disponibles en todas las tiendas de comestibles. Los encargados buscaban el consejo de la oficina del ingeniero de la ciudad para la preparación de los refugios caseros, y fueron visitados en cuestión de horas por un funcionario con un plan para su edificio.

"Estas vigas proveerán apoyo si les golpean arriba", le dijeron a un residente. "Cincuenta sacos de arena a lo largo de esa pared lo conseguirán". Con los hombres sanos movilizados, las mujeres residentes despejaron los abrigos desordenados del sótano en sus edificios de apartamento. Los trabajadores de protección civil prepararon escuelas y otros edificios públicos como centros de evacuación para 20.000 personas. En parques y otras áreas abiertas se prepararon sitios para entierros en masa.

El voluntariado se convirtió en una obsesión. Largas filas de residentes se formaban todos los días para aportar sangre. En áreas donde no existían refugios, cientos de estudiantes de yeshiva acudieron a cavar trincheras para cubrir las emergencias. Los rabinos declararon que la situación era una cuestión de vida o muerte, que permitía - en efecto, hacía obligatoria - un trabajo vital en el día de reposo. Un trabajador de la defensa civil se sobresaltó el último sábado antes de la guerra al ver a los estudiantes de yeshiva llevando palas y siendo dirigidos hacia un sitio donde cavar por sus rabinos, quienes se quitaban las chaquetas y se unían a ellos. Con la memoria del asedio de 1948 todavía vivo, las autoridades habían almacenado alimentos básicos durante medio año. "El que se prepara para el Sabbath", comentó el jefe de Gabinete Yitzhak Rabin después de la guerra y citando un viejo proverbio, "tiene qué comer en Sabbath".

En la mañana del 5 de junio en la base aérea de Tel Nof, los pilotos fueron despertados a las 3:45 de la mañana.  En la sala de información, sus ojos se centraron en un anuncio conciso colocado en la pizarra: "Hora cero 0745". Cuando todos estaban sentados, el jefe del escuadrón les saludó. "Buenos días. Hoy vamos a la guerra con Egipto".

En un naranjal cercano, donde una brigada de paracaidistas comandada por el coronel Motta Gur había pasado la noche, un oficial se levantó antes del amanecer aunque no tenía ningún obligación de hacerlo a esa hora. Miró expectante hacia la base aérea, pero no pudo ver ninguna señal de actividad inusual. La brigada había sido designada para ser lanzada en el norte del Sinaí para poder evitar así que los refuerzos de los tanques egipcios llegaran al frente de batalla. Sin embargo, un cambio de planes traería a la brigada a Jerusalén esta noche.

Las tropas fueron despertadas a las 6 de la mañana, y los huertos del kibutz se llenaron rápidamente. Los hombres estaban haciendo café cuando una sucesión de rugidos salió de la base. El sonido creció en intensidad a medida que los aviones comenzaron a elevarse por encima de la línea de árboles, docenas de ellos siguieron como unos niños como surcaban el cielo. Los aviones, cargados con bombas y cohetes, tejieron formaciones de cuatro y se dirigieron hacia el sur. En el campo de aviación, un mecánico lloró cuando los aviones pasaron por delante de él, oleada tras oleada, brillando en el cielo como una espada desenfundada. En los huertos, los paracaidistas observaban en silencio, impresionados por lo que veían y por lo que sabían que debía venir. Luego se fueron a escribir postales a casa. "Estamos viendo el comienzo de la guerra", escribió uno. "Esperamos que termine pronto. Haremos lo que podamos para terminarla cuanto antes".

Labels: ,

Tuesday, July 11, 2017

Algo más de la hipocresía del BDS acerca del Lincoln Center - Elder of Ziyon



Un grupo de artistas anti-Israel - incluyendo, por supuesto, a Roger Waters - firmó una petición para obligar al Lincoln Center a no permitir que se representara una obra teatral parcialmente financiada por el gobierno israelí. Como informa el NYT:
Más de 60 artistas, entre ellos cuatro ganadores del Premio Pulitzer y otros destacados escritores, actores, directores y dramaturgos, firmaron una carta abierta pidiendo al Lincoln Center que cancelara las representaciones de una obra co-producida por dos compañías de teatro israelíes y respaldada por el gobierno israelí .  
La obra "To the End of the Land" está producida por el Teatro Cameri de Tel Aviv y el Teatro Nacional Ha'Bima de Israel, y está basada en una aclamada novela de David Grossman de 2008 sobre una madre que intenta escapar del temor y la preocupación que le suscita el servicio militar de su hijo, y para ello emprende una caminata por Galilea. 
La obra, que forma parte del Lincoln Center Festival, se representará del 24 al 27 de julio "con el apoyo de la Oficina de Asuntos Culturales de Israel en Norteamérica", según un comunicado de prensa. Este es el punto principal de discusión en la carta, a pesar de que Mr. Grossman, el autor de la obra, ha sido un franco crítico del gobierno israelí en el pasado. La carta fue organizada por Adalah-NY, un grupo de abogacía [N.P.: financiado por el New Israel Fund, la macro ONG de la izquierda israelí anti Estado judío] que pide el boicot de Israel por su tratamiento de los palestinos.  
"Es profundamente preocupante que el Lincoln Center, una de las principales instituciones culturales del mundo, esté ayudando al gobierno israelí a implementar su estrategia sistemática de fomentar la 'Marca Israel' utilizando las artes y la cultura para desviar la atención de las décadas de violenta colonización, y la negación de los derechos básicos al pueblo palestino", se afirma en la carta.  
Debora Spar, la presidente del Lincoln Center, rechazó las llamadas para la cancelación de la obra.
La Comunidad Creativa Pro-Israel para la Paz (CCFP) respondió con su propia carta de 45 ejecutivos de alto nivel de la industria del entretenimiento denunciando el intento de prohibir la obra.

Pero en su contra-carta, los CCFP plantearon un punto interesante:
Como sabemos, el apoyo del gobierno es crucial para las artes. Este mes, en realidad, hay al menos otros tres eventos en el Lincoln Center que incluyen el apoyo de gobiernos de todo el mundo:  
La película "Birdshot" - financiada por el Instituto de Cine de Doha, una organización qatarí encabezada por la familia gobernante Al Thani - se proyectó allí el 6 de julio.  
A partir del 3-8 de julio el American Ballet Theatre - financiado por el gobierno federal de Estados Unidos junto con los gobiernos de la ciudad de Nueva York y el estado de Nueva York - expondrá su “Tchaikovsky espectacular”.  
Y a partir del 26-30 de julio, el Ballet Bolshoi - que enumera como sus socios dos agencias de noticias del gobierno ruso - interpretará "The Taming of the Shrew".
Si bien algunos de nosotros en el CCFP (y tal vez incluso en el Lincoln Center) podemos estar en desacuerdo con algunas acciones de estos gobiernos, todos podemos estar de acuerdo en que castigar a los artistas de estos países por recibir una financiación crucial de sus gobiernos no es la respuesta. Privar al público de su trabajo, de sus perspectivas y de sus contribuciones a la cultura en todo el mundo es imprudente.  
Castigar a los artistas de sólo uno de estos países - como los firmantes de esta carta abierta están intentando con Israel - es imprudente y discriminatorio.
Sí, no hay nadie que proteste por la participación de Qatar o Rusia a la hora de subsidiar las artes. Sólo protestan cuando se trata de Israel.

Al parecer, la gente del BDS no tienen ningún problema con aquellos que subvencionan el terrorismo islámico  o que apoyan los crímenes de guerra sirios cuando subvencionan las arte. El problema sólo es con Israel.

Qué piensan ustedes, ¿a qué se deberá?

Labels: